Las vacaciones deseadas

3/27/2011 , 2 Comments

Laia vive en Barcelona, es una mujer de 26 años, alta, con el pelo largo y trabaja de recepcionista en un hotel, esta casada con Eric un hombre de 27 años, no demasiado alto, muy fuerte y musculoso, siempre esta alegre y trabaja de asesor financiero. Los dos estaban deseando que llegaran ya las vacaciones de verano porque no aguantaban tanto estrés. Ya que ya se acercaba las vacaciones deseadas, fueron a diferentes agencias de viajes y no estaban muy decididos donde ir, que si París, Berlín, Nueva York, Japón, Brasil, Argentina ... Después de ir pasando páginas en el catálogo y estando preguntando a la señora de la agencia los precios y como sería el viaje, en una página vieron Australia, un país sencillo, no muy poblado y donde puedes relajarte y pasar unos días de vacaciones. Le preguntaron a la señora de la agencia cuanto valdría estar cada día en una ciudad diferente de ese país, la señora les dijo que costaría unos 9.760 euros los dos y entraría el vuelo, estarían una semana en hoteles de 5 estrellas con pensión completa y vuelos con la agencia más bien aconsejada. Los dos al ver el precio le dijeron que se lo pensarían porque era muy caro.
Al llegar a casa se pusieron a buscar por internet un viaje a Australia, solo una semana, en hoteles de 5 estrellas, con pensión completa y vuelos con la agencia más bien aconsejada, buscando y buscando encontraron una pagina web llamada “Nuevo-viaje” que les extraño mucho porque decía todo lo anterior, sin el vuelo de ida y de vuelta por solo 3.000 euros los dos, al ver eso continuaron y compraron el viaje. Después de contratar esto, fueron a la página web de “Iberia” y contrataron el vuelo de ida y vuelta por 1.200 euros los dos.
Ya era verano y quedaban 2 días para las vacaciones deseadas, ya lo tenían todo preparado y con los billetes del vuelo de Iberia y una factura que detallaba tímidamente la estancia en los hoteles de por allí y los vuelos entre las ciudades.
Llegaron al aeropuerto de el Prat, no tenían prisa porque iban puntuales, se esperaron en un banco hasta que por megafonía dijeron que el vuelo a Canberra la capital de Australia estaba embarcando, los dos fueron hasta la entrada y entregaron a la chica que había en el mostrador los dos pasajes y embarcaron.
El avión era un Airbus A380 con capacidad para 853 pasajeros, le tocaron las butacas 123 y 124, una de ellas tocando a la ventana, se sentaron cada uno en su sitio respectivamente, para aguantar un vuelo de 26 horas de viaje.
Cuando por la ventana vieron la capital: Canberra, vieron que estaba llena de arboles y jardines, justamente lo que buscaban y por los altavoces del avión les dijeron que esta ciudad fue una ciudad planificada diseñada por el arquitecto Walter Burley Griffin, que decidió que estuviera llena de verde.
No quisieron ir primero al hotel y pensaron pasar el día por la ciudad y después por la noche ir, visitaron el Jardín Botánico Nacional de Australia, la casa del parlamento, el Australian War Memorial, el Lago Artificial Burley y muchos sitios más. Ya muy tarde se fueron para el hotel, pensando que al día siguiente visitarían Sydney y al otro Melbourne y así hasta que se acabaran las vacaciones deseadas.
Llegaron al hotel y le entregaron al recepcionista los papeles que imprimieron de Internet que decían que habían reservado una noche en este hotel, el recepcionista les dijo que no existía tal reserva y que era falso el papel, también llamo a los otros hoteles y tampoco existían las reservas ni los vuelos de ciudad en ciudad.
El recepcionista les dijo que les habían estafado y que mejor no volvieran a contratar ningún viaje por Internet si no fuese una página web conocida, también les dijo que ya no quedaban habitaciones en el hotel y entonces decidieron ir al aeropuerto de Canberra y coger el primer vuelo a Barcelona y al llegar denunciar a la página web, que seguramente habría más gente estafada
Cuando llegaron pensaron que por lo menos habían visitado una de las ciudades de Australia y que la próxima vez irían a una agencia de viaje porque ya no se fiaban de ninguna página web de viajes de Internet.
JOSEP LÓPEZ HERNÁNDEZ

Josep López

@josepjlh

2 comentarios:

  1. Yo pude disfrutar de unas vacaciones soñadas en Puerto Escondido ,uno de los lugares que deseamos conocer con mi marido. Fue increíble!!! Se lo recomendamos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar! Siguenos visitando.
    Josep-Pepe

    ResponderEliminar