La isla de los supervivientes

4/28/2010 , 0 Comments

La familia Ruiz soñaba con viajar a Nueva York este verano desde Barcelona. Viajarán en un gran avión, con una capacidad de ciento-veinte personas.
El avión salio con retraso a las siete de la mañana del día 13 de julio. Mas o menos a las diez de la mañana, se comenzaron a oír ruidos en el aparato y de repente uno de los motores comenzó a fallar y el avión empezó a descender muy rápidamente, no les dio tiempo a los pilotos a controlarlo, ni a poderlo planear en el agua, por culpa de una espesa niebla. Tampoco pudieron avisar a ningún aeropuerto cercano porque iban a demasiada velocidad.
Al cabo de una hora empezó a salir gente del avión, exactamente treinta personas, de ciento-veinte que había. Los supervivientes que se encontraban sentados en la zona central del avión fueron los únicos que se salvaron, pero la parte de delante junto con los pilotos y la de atrás se murieron todos.
Estos afortunados vieron que el avión había aterrizado en una isla perdida en el océano. La gente desesperada comenzó a buscar entre el avión, donde estaban los pilotos, no funcionaba nada y también buscaban entre los fallecidos por si alguno tenia un móvil, encontraron uno, bastante destrozado y con poca batería pero no tenia nada de cobertura.

Tenemos que salir de allí
Entre la gente viva se encontraba la familia Ruiz que también tenia que colaborar. Los supervivientes cogieron todos los alimentos del avión, la ropa, ayudaban también a algunos heridos y se fueron a un lugar seguro para investigar esa isla e intentar convivir con ella. Entre los supervivientes había dos médicos, tres profesores de geología, un ingeniero, dos policías y un naturalista.
Entraron en una selva bastante oscura, porque no entraban los rayos del sol. Estuvieron caminando unos cinco minutos y después se pararon en una especie de sabana pero con muchos mas arboles y animales. Allí se decidió un jefe, exactamente se decidieron por el padre de la familia Ruiz, llamado Pedro, que era el que sabia lo que tenían que hacer en estos casos. Pedro hizo cuatro grupos: el primero era para investigar la isla formado por ocho personas, el siguiente era el de buscar comida formado también por ocho personas, después envió otro grupo a seguir investigando el avión formado por siete personas y por ultimo hizo el ultimo grupo en el cual estaba él y su familia, formado en total también por siete personas y se encargaban, la mitad del grupo a intentar hacer fuego y la otra mitad a hacer una cabaña donde tendrían que caber las treinta personas supervivientes. Pedro aviso a todos que cuando sea mediodía, cuando el sol este encima suyo, que se vengan a reunir en este sitio donde clasificaran las partes de la cabaña y miraran a ver que comida han encontrado.
Pedro era como un “superviviente” y sabia mucho hacer cabañas y como vivir en la selva y bosque, en cual el ha ido mucho de viaje a esos sitios, pero no a estar en un hotel sino con una tienda de campaña en medio del bosque, claro que el tenia un móvil y se sabia como era aquello, los caminos que había...
Al mediodía tenían echa una cabaña bastante grande, echa con troncos y hojas, y la otra mitad de su grupo ya había encendido un fuego. El grupo que iba a investigar el avión, llego el primero y les dijeron a Pedro que encontraron: una brújula y un mapa con coordenadas geográficas del mundo. Después vino el grupo que tenia que investigar la isla y le dijeron a Pedro,que vente metros más para allá había una pirámide maya. Y por ultimo vino el grupo de la comida, lleno de plátanos, cocos, mangos, peras y manzanas. Pedro al verles con tanta comida se puso muy contento. A la hora de comer, comieron comida del avión y de la isla.

Primer intento
Por la tarde se fueron al avión a intentar construir un barco con algunas piezas del mismo, troncos... Para salir de allí, pero al comenzar Pedro pensó que seria muy complicado llegar a la orilla de Europa o América con vida, aunque tuviesen una brújula, en el Océano Atlántico hay muchos peligros, olas gigantes y fuerte aire.
Por la noche se fueron a la cabaña a cenar y después a dormir, gracias a los fuegos que habían echo alrededor de la cabaña no había peligro, dormían en los asientos del avión, los cogieron cuando intentaron construir el barco, por la tarde.
A la mañana siguiente Pedro los reunió otra vez y les dijo que harían tres grupos: el primero seria de diez personas e irían a buscar comida, el segundo también de diez personas iría a seguir investigando la isla: mirar si ahí algún volcán, animales... Y el ultimo era el que estaba en la cabaña, vigilando y pensando formas de salir de allí;lo formaban: Pedro, la mujer de Pedro, los hijos de Pedro y mujeres y niños. Como siempre llegaron todos a la hora de comer, el grupo de la comida, trajo el mismo tipo de comida de ayer pero en mas cantidad, el grupo de investigación le dijo a Pedro que en la isla existía un tipo de animal muy raro, con tres ojos y como si fuera prehistórico o de la edad maya. Y por ultimo el grupo de Pedro, los niños se divirtieron jugando, los niños encontraron algunos cráneos de animales ovejas, cabras... Y a Pedro no se le ocurrió nada.
La tarde de ese día se fueron a investigar aquella pirámide maya que encontraron el día anterior. Cuando llegaron tuvieron que subir muchas escaleras para llegar a la entrada de esa gran pirámide. Al entrar Pedro iba el primero y las mujeres y los niños en medio de la fila. En las paredes había retratos maya, esculturas... En el fondo de todo había una gran puerta, Pedro la abrió y vio que dentro había una habitación con muchos cojines, él pensó que ahí seguro que se ponían todos los mayas juntos a rezar o estarse quietos. En la pared de esa habitación Pedro se quedo sorprendido porque había un gigantesco mapa del mundo picado en la pared de roca, echo por los mayas, cuando lo estaba mirando vio que en ese mapa se incluía la isla en que estaban. Pedro pensó que podrían mirar donde estaba esa isla en el Océano Atlántico y señalarla en el mapa de coordenadas que encontraron en el avión y después podrían enviar en una botella de vidrio con un papel que explicara que a pasado y con las coordenadas de la isla para que los viniesen a buscar, claro que tendría que llegar la botella en alguna orilla donde la cogiesen y miraran el papel.

El ultimo intento
Los supervivientes de la isla no se rindieron y se pusieron en marcha en cuanto Pedro les explico lo que había pensado. Fueron al avión a buscar una botella de vidrio con su tapón, papel y bolígrafo o lápiz. Al escribir en el papel todo lo que había pasado metieron el papel en la botella, la taparon y la lanzaron al Océano, esperando que llegase a alguien y ellos pudieran irse.
Al cabo de dos días en las playas de Francia llegó esa botella de vidrio verde, un niño la cogió la abrió y leyó el papel, al ver lo que ponía se lo dio a sus padres y estos al ver en la televisión que en España decían que se había perdido un avión por el océano, lo llevaron a la policía y esta a la policía Española que al ver lo que ponía en el papel envió cuatro aviones para allá.
En la isla los supervivientes no eran positivos y pensaban que se quedarían ahí para siempre, pero cuando oyeron sonidos como de aviones a toda velocidad salieron a la playa y los pilotos de los aviones los vieron y aterrizaron en la amplia playa. Todos los supervivientes se pusieron muy contentos al ver que había llegado ese mensaje y que estaban vivos. Los aviones recogieron a los supervivientes y se los llevaron para España, todos se reencontraron con sus familias y le dieron gracias a Pedro por proponer la idea de la botella de vidrio y salvarlos la vida.

JOSEP LÓPEZ HERNÁNDEZ

Josep López

@josepjlh

0 comentarios: